[Login]
Versión en castellano English version
Garth Marenghi´s Darkplace
Autor: Fofiman
Fecha: 02-11-2008
Área: Cine y TV

"Bienvenido, viajero. Soy Garth Marenghi, escritor, visionario, productor, director y actor. Ese e...

Leer más...

Sherlock Holmes por duplicado
Autor: Ghoul
Fecha: 28-10-2008
Área: Cine y TV

Parece ser que los fans del famoso detective de la calle Baker estarán de enhorabuena (o no) el añ...

Leer más...

Sitges 2008, parte 2
Autor: Eklypse
Fecha: 11-10-2008
Área: Cine y TV

Los sábados por la tardedurante el festival, en el Melià Sitges acostumbran a poner las pelisque s...

Leer más...

Helloween - Keeper of the Seven Keys: The Legacy
Autor: Ghoul
Creado: 17-07-2007 10:26:41
Modificado: 17-07-2007 10:26:41
Género: Heavy Metal

Helloween
Keeper of the Seven Keys: The Legacy

Discográfica: Nuclear Blast
Productor: Charlie Bauerfeind
Duración: 1:17:41
Fecha de grabación: Diciembre 2004 - Junio 2005
Fecha de publicación: 31 de Octubre de 2005

Disc one

  1. The King for a 1000 Years – 13:54
  2. The Invisible Man – 7:17
  3. Born on Judgment Day – 6:14
  4. Pleasure Drone – 4:08
  5. Mrs. God – 2:55
  6. Silent Rain – 4:21

Disc two

  1. Occasion Avenue – 11:04
  2. Light the Universe <featuring Candice Night> – 5:00
  3. Do You Know What You're Fighting For? – 4:45
  4. Come Alive – 3:20
  5. The Shade in the Shadow – 3:24
  6. Get It Up – 4:13
  7. My Life for One More Day – 6:51
  8. Revolution – 5:06

Onceavo disco de estudio de la banda alemana Helloween, el Keeper of the Seven Keys: The Legacy es, sin duda, un intento de volver a los orígenes de la banda y conectar de nuevo con sus fans acérrimos de los últimos años 80. Abandondo la tendencia Power Metal de su anterior album, Rabbit Don't Come Easy, las composiciones de esta obra se decantan a un estilo más progresivo, y se nota bastante la mano del productor Charlie Bauerfeind (Blind Guardian, Halford, Rage).

Personalmente encuentro que es un album un tanto decepcionante. A pesar de contar con canciones muy correctas, de realización y producción impecable, y de tener en su haber algunas piezas realmente pegadizas como The Invisible Man o la interesante Mrs. God, el album me deja con una sensación general de vacío. Se le nota a faltar un toque de genialidad, esa chispa de ingenio que hace que un album destaque por encima de los demás y lo escuchemos una y otra vez hasta sabernos sus mejores temas de memoria. Me temo que, a pesar de la buena fe demostrada y de la indudable profesionalidad y nivel del disco, este se queda a años luz de su referente, los dos Keeper of the Seven Keys, y resulta en su conjunto uno de esos albumes del montón que escuchamos con agrado durante un par de semanas para no volver a tocar después.

Ghoul